sábado, 18 de marzo de 2006

Quien Canta, Sus Males Espanta.

Una de las cosas que más me gusta es la música...y dentro de ella, cantarla en la medida de lo posible. No tengo una voz de lujo, está claro, pero sí me gusta expresar los sentimientos o las sensaciones que una canción conlleva. Aunque, coincidencia o no, me pasa que las canciones que más me agradan me quedan en un tono que no me da...igual, pese a ello, le hago empeño.
Hay algo que no he podido cumplir aún, cual es ir a un Bar con Karaoke y cantar algunas canciones. No es gracia ir en solitario, así que en algún momento juntaré a un grupo de amistades para proponerles la idea...no con el afán de lucirme delante de ellos, pero nada es más grato que encontrar caras conocidas en medio de una audiencia, jeje. ¿Qué me gusta cantar? De todo, depende de mi estado de ánimo aunque, claro, algunas melodías son más difíciles que otras; complicado me vería con algo de rock progresivo clásico, por ejemplo (no es que no me guste...es que no me aprendo con facilidad las letras).
Como desde pequeño me acostumbré a oír música en casa, tengo cierta predilección por los tangos y las rancheras; de hecho, tengo uno de ellos reservado para un momento bien especial en mi vida que ya llegará. No hay mejor remedio para expresar sensaciones que cantar al aire libre, mientras se camina por la calle...no lo hago a voz en cuello, pero sí con una voz normal de conversación. ¿Si alguien me escucha, qué dirá? No pienso demasiado al respecto, porque me gusta cantar.
Y dentro de las canciones que he tarareado bastante en los últimos días, está una que es muy conocida y que es amada u odiada: "You´re Beautiful", del inglés James Blunt. Como en varias ocasiones me ha pasado, es una canción que en un principio no me gustaba y trataba de hacerle el quite; pero cuando me enteré de la historia de aquella melodía (el tipo que ve a una chica que le sonríe en el Metro y se pasa la idea de cómo sería conquistarla), le puse más atención y ahora, aunque la escuche tres veces en un par de horas en distintas radios, la canto y me emociono con las líneas finales, que representan la resignación.
Además, ¿qué mejor vehículo para los recuerdos que la música? Recién estaba viendo un programa local titulado Canción Nacional (cuyo ciclo están repitiendo) y el episodio de hoy es para las melodías infantiles...allí destacaban a fenómenos tan recientes como el de 31 Minutos y otros que son clásicos como Mazapán (no pensé que tuvieron tan corta vida en TV -entre 1983 y 1985-, porque los recuerdo bastante). Hay una canción para cada momento...es cosa de dar con ella y sentirla como si fuera de uno, por unos pocos minutos. Hagan la prueba y verán que, como dice el dicho: "quien canta, sus males espanta". ¡Saludos!

9 comentarios:

Alejandra dijo...

Hola, llegué acá por tu comentario en mi blog, gracias.

Siii.. yo ví el programa de canción nacional, me gustó pero lástima que después empezó a tomar otro rumbo... y muchos de los últimos cantantes jamás en mi vida los habia escuchado.

Carola ... dijo...

Qué males quieres espantar Luis?

Porque castigarnos con cantar en público?

Bromas aparte, me gustó mucho el tema del Karaoke, personalmente no he tenido la oportunidad pero ni amarrada me llevan a cantar en público, apenas lo haria frente a mi familia.

Como sugerencia te dejaria, la canción Lobster por excelencia ... a ver si la adivinas jejeje.

Saludos,

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Alejandra: Gracias por la gentileza de visitar y comentar. Encontré que "Canción Nacional" es una excelente serie de la memoria musical chilena...aunque claro, en ello de repente se ponen artistas remotamente ubicados, pero que son parte del engranaje melódico chilensis.

Carola: Uno espanta las malas vibras cantando...es como un desahogo. Y entiendo que se corre un gran riesgo si canto en público, pero me gustaría intentarlo. ¿With Or Without You? Sería un desafío poder interpretarla bien. Saludos.

gentzane dijo...

jajaja hola po oye me gusto conocerte jaja y pucha sorry si me rei con tu historia
de verdad jaja


yap nos vemos

Paulina dijo...

Hola, la verdad esque yo ando cantando todo el día, porque donde ando, escucho musica y como me aprendo las letras con facilidad no me doy cuenta pero me canto todo lo que escucho... igual me sirve para relajarme, siempre me dicen que tengo complejo de cantante, aunque lo del karaoke creo que no me atrevería.

saludos

Lore Ortiz dijo...

Hola.
Pues yo soy un asidua visitante del Karaoke Penquista... me fascina cantar y no lo hago nada de mal... es más canto lo suficientemente bien que he pensado cantar en un pub, peo mi madre no me deja... por motivos razonables...

Es cierto que la música a estas altura encierra cada sentimiento y emoción. Cuando escuchamos alguna canción de años anteriores podemos asociar tiempo y espacio con la letra o la melodía...
Me encanta la música, sobretodo porque expresa emociones...¨
Últimamente mi tónica ha sido cebollazos porque mi corazón está destrozado...

Qué bueno que también te guste cantar. Hay que atreverse a cantar en público...

Un beso, chau
Lore

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Gentzane: El gusto y el honor han sido míos...por lo de la historia, no te preocupes; sé que no te reíste con mala onda. Nos vemos.

Paulina: No soy muy bueno para aprenderme las letras...aunque el ver tantas series en inglés me ha ayudado en ese sentido. Podrías intentarlo con el Karaoke.

Lore: No sé si lo mío daría para cantar en un pub...aunque me encantaría. Pucha, si bien los cebollazos son corta-venas, no se puede negar que son lindas las letras. Un beso, gracias.

Cleo dijo...

Recientemente fui a una fiesta donde sólo concía a la persona que me llevo, de un momento a otro comenzo un karaoke, ni loca me atrevía pero entre la ronda musical había una de folklore nacional y como me la sabía la cante con errores y todo...
Hasta me apludieron...

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Cleo: Para que veas que lo valorable es la actitud al cantar...no importando los errores sobre la marcha que se pudieran tener.